El proceso del concreto de la A a la Z

¿Sabes cuál es el proceso por el que pasa el concreto antes de su aplicación final? ¿Qué papel desempeñan las plantas mezcladoras y dosificadoras en este proceso? Aquí te lo contamos.

Fabricación del cemento

Lo primero que tenemos que conocer es cómo se fabrica el cemento, materia esencial del concreto u hormigón, como se lo conoce en algunos países. Como sabemos, el cemento es un conglomerante que se compone de una mezcla de calizas y arcillas calcinadas y posteriormente molidas. En algunas ocasiones se le agrega puzolana para modificar la textura y el resultado del cemento.

Este proceso, sin embargo, se puede resumir en unos cuantos pasos:

  1. Extracción y trituración de las materias primas antes mencionadas (arcillas y calizas)
  2. Prehomogenización: los materiales pasan por un proceso de limpieza y purificación y quedan listos para la mezcla.
  3. Almacenado y dosificación: el material es almacenado para recibir minerales de hierro y caliza correctiva alta; se dosifica dependiendo de qué tipo de cemento se necesite.
  4. Molienda: en el molino de crudo se pulveriza el material hasta que se convierte en harina y luego pasa al silo de homogenización.
  5. Fabricación de Clinker: a base de altas temperaturas, la harina se transforma en Clinker (especie de piedra pequeña cristalizada, redonda, gris, enfriada con rapidez).
  6. Premolienda: tras ser almacenado, el Clinker pasa por un molino de rodillos.
  7. Segunda molienda: El Clinker se muele con yeso, lo que determina el tipo de cemento.

Del cemento al concreto

El concreto, por su parte, es la mezcla de cemento con algunos aditivos y agua. Recordemos que el concreto es uno de los materiales más usados alrededor del mundo en la industria de la construcción y el preferido para hacer puentes, carreteras, casas, canales, edificios y rascacielos.

Su proceso de elaboración también cuenta con algunas etapas y aquí es donde son importantes las plantas de concreto. Las plantas de concreto en obra se utilizan para producir, almacenar y proveer la materia prima lista para su implementación y utilización.  Sin embrago, la producción de concreto también puede hacerse en camión y transportarse luego al lugar de uso, pero esto implicaría unos procesos adicionales de traslados y por lo tanto unos gastos extras.

Etapas de la producción de concreto en sitio (contando con una planta de concreto):

  1. Se agregan las materias primas (el cemento) y los aditivos correspondientes
  2. Los materiales se mezclan homogeamente hasta obtener una mezcla uniforme. Las paletas giratorias y su paleta lateral de respaldo de la planta mezcladora aseguran una calidad homogénea en la mezcla de los áridos, ya sea en concreto seco o blando.
  3. Se agrega agua para suavizar la mezcla y darse su textura definitiva
  4. La planta transporta el concreto ya preparado para su uso.

De esta manera, si necesitamos producir grandes cantidades de concreto para cualquier tipo de construcción, lo mejor será contar con una planta de concreto en sitio que nos permita obtener materiales de alta calidad y de manera eficiente. Esto nos va a producir beneficios en cuanto a tiempo, calidad y costos.

Si quiere saber más sobre las plantas de concreto y sus diferentes usos e implementaciones, lo invitamos a que recorra nuestra tienda y nuestra página web donde encontrará mucho más contenido. Ir a tienda

ENTÉRATE

Feria de construcción de Ámerica, CONEXPO

Exportamos a diferentes países Latinoamérica

La DMP20 es una planta mezcladora móvil para producción de concreto